Quiénes Somos

Nuestra Historia

Tres años. Ese fue el tiempo que les tomó al historiador Julio Fernández Amón y al periodista George Soriano para atreverse a dejar la seguridad de sus empleos en Costa Rica y realizar su sueño de producir  chocolate.  Irónicamente este paso lo tomaron justo antes que se diera la gran recesión del 2008.

A pesar de todo, e ignorando los consejos de amigos y familiares, la pequeña empresa progreso gracias en parte al optimismo de sus dueños así como a una buena dosis de ingenuidad. De esta manera nació Chocolate Sibú. Tres principios fundamentales para llevar a cabo el proyecto fueron: que  el cacao fuese producido en Costa Rica y de manera orgánica, pero lo más importante es que el chocolate debía ser de excelente calidad para poder competir con las mejores chocolaterías a nivel mundial, de no ser así, de nada servía tanto esfuerzo.

Los años antes de salir al mercado fueron dedicados a la investigación y al estudio. Primero había que conocer la historia del cacao y el chocolate así como comprender las tendencias del mercado a nivel mundial. Para esto fue necesario devorarse  muchos libros sobre el tema así como varios kilos de  chocolates de diversos orígenes.  Finalmente  vino un intenso entrenamiento práctico para lo cual se  desplazaron  a Francia e Italia donde aprendieron las técnicas bajo la guía de los más reconocidos maestros chocolateros.

Tras su regreso a Costa Rica, comenzó la búsqueda por el mejor cacao producido en el país.  Este fue uno de los retos más difíciles pues no solo se buscaba la excelencia en la calidad sino que además debía ser producido de manera orgánica. Esto los llevo a una recorrer los rincones más remotos del país en ambas costas probando cacao y reuniéndose  con productores. Finalmente lo encontraron en el litoral del Caribe costarricense. Bajo la sombra de árboles de laurel y matas de plátano se encontraba una plantación familiar donde crecían arboles portadores de cacao fino.  Esta era una finca modelo en la que los productores eran expertos en el proceso de fermentar, secar y tostar el cacao.

Una vez que encontraron  la materia prima,  Julio y George volvieron a trabajar en la cocina. Había llegado el momento de transformar las grandes ideas en chocolates de verdad. Para esto contaban tan solo con unos pocos utensilios y un pedazo de mármol que un amigo les obsequio para que pudieran  temperar el chocolate.

Con la idea de combinar sabores inusuales, George comenzó a experimentar con hierbas, especias y frutas tropicales. Así surgieron  sus primeros bombones, cuyos resultados fueron sorprendentemente deliciosos. Estas recetas incluían trufas de chocolate blanco con limón y semillas de culantro,  o caramelos de jengibre con leche de coco cubiertos de chocolate negro. La inspiración también vino de los ingredientes naturales disponibles en el país y de los registros históricos escritos sobre el chocolate desde tiempos precolombinos y coloniales.

Mientras tanto, Julio trabajo en el empaque.  Debido a sus convicciones ambientalistas estos debían ser hechos con materiales reciclados y reciclables y el uso del plástico debía ser reducido al mínimo. Sus experimentos los llevaron a elaborar las cajas con las cascaras de las semillas de cacao, que son desechadas en el proceso de fabricar el chocolate. Hasta entonces Julio había estado pintando a mano los detalles en cada una de las simples cajas, algo que recuerda con una mezcla de nostalgia y hastío.

Como director creativo, Julio comenzó a decorar las creaciones de George con motivos precolombinos usados por los antiguos habitantes de Costa Rica. La idea era reclamar el origen mesoamericano del chocolate. Cada bombón debía contar una historia tanto en su sabor como en su diseño. Hoy esos primeros bombones exclusivos se han expandido a una gama de 16 sabores, desde el ganache de maracuyá en chocolate negro hasta las trufas de lavanda y miel de abeja.

La producción de barras de chocolate siguió en el 2009, lo cual introdujo la floreciente compañía a la exportación de chocolate. Esta parte del negocio sería especialmente gratificante en la medida en que fue colocando a Costa Rica en el mapa de chocolate de alta calidad. En la actualidad Chocolate Sibú cuenta con una colección de diez barras de chocolate que van desde el 82%  de chocolate negro para los que prefieren el chocolate más puro, hasta las atrevidas combinaciones de barras como el Chai Spice con chile picante y el Coffee-Toffee de café y sal marina en chocolate de leche.

En el 2011 comenzaron los tours de degustación, estos surgieron de su deseo de compartir su pasión por el chocolate y su convicción por la sostenibilidad en los negocios. Con ingenio y franqueza,  los dos propietarios comparten sus ideas y experiencias en su intento de “subir la barra”  del chocolate en Centroamérica.  Ellos esperan que cada visitante se lleve una experiencia inolvidable pero que además  los motive a reflexionar sobre la relación entre la cultura y la comida, la comida y el ambiente, y el impacto sobre la economía y la ecología cuando decidimos lo que queremos consumir.  El tour también busca inspirar a las personas a ser creativos y a no tener miedo de seguir sus sueños.

En el 2014, Chocolate Sibú tuvo la satisfacción de abrir  su segunda tienda, ubicada en Sabana Norte, un barrio cerca del centro de San José. Esta es la primera sucursal donde  los clientes pueden armar su propia caja de bombones y disfrutar de otros productos de chocolate, además de los bocadillos.

Ese mismo año, Sibú abrió al público la terraza en su taller situado en San Isidro de Heredia,  donde se puede venir a almorzar o merendar por las tardes rodeados de hermosos jardines en un ambiente de paz. La especialidad del Café/Jardín son los deliciosos postres y la comida casera.

En el 2015, Chocolate Sibú continúa expandiendo su línea de chocolates y transformando los granos del mejor cacao costarricense en finos chocolates desde su taller en las montañas de San Isidro de Heredia. A lo largo de los años los ideales que dieron origen a esta empresa siguen siendo los mismos lo único que ha cambiado es el chocolate que cada día va mejorando.

A pesar del continuo crecimiento que Chocolate Sibú ha tenido, una cosa no ha cambiado y este es el apego al compromiso de la compañía a brindar calidad, usando ingredientes frescos, naturales y orgánicos. Además de comprar las materias primas locales que generen el menor impacto posible al medio ambiente y contribuyan a fortalecer la economía del país.

Es posible que existan formas más baratas de producir chocolate, pero mantenerse fieles a los  principios,  aunque difícil es donde radica el éxito de la empresa.  En el corto tiempo que tiene de existir, Chocolate Sibú ha duplicado el tamaño de sus instalaciones artesanales y ha llegado a dar empleo a 15 personas, muchas de las cuales son de comunidades semi-rurales que cuentan con limitadas posibilidades de empleo.

Si alguna vez está en Costa Rica, pase a visitarnos al taller artesanal y pruebe algunas de las últimas creaciones, conozca a Julio y a George, y pregúnteles  qué hay de nuevo en Sibú.

Premios

  • 2012: Empresa más amigable con el medio ambiente, VI Premio al Microempresario Costarricense, Grupo Citi, Asociación ADRI,
  • 2012Creatividad en Innovación empresarial: Premio Emprendedores Softland, cinco empresas reconocidas por innovación.
  • 2011El producto más innovador, Exposición de Hoteles y Restaurantes de Costa Rica (EXPHORE), Mención Honorífica
  • 2010Premio Nacional de Innovación: Costa Rica INNOVA, Primera Conferencia Nacional en Innovación

Noticias Recientes

  • Artículo en PBS (ingles):

best_chocolate

 

  • CANAL 7 TELETICA

teletica

  • LA NACION

centigrados-derretirse

  • REVISTA SU CASA

SC72-sibu1

Nuestro nombre

¿Cuál es el significado de un nombre?  Para muchas empresas la escogencia responde a una estrategia de mercadeo.  En nuestro caso queríamos uno que reflejara nuestro compromiso con el medio ambiente y nuestra identidad cultural. Inicialmente consideramos: Gaia, la antigua diosa griega de la tierra, también pensamos en Madre Tierra y Pachamama. Pero al final nos decidimos por Sibú, Creador de todas las cosas buenas de nuestra tierra, quien nos dio los bosques con todas sus criaturas. Y como si esto no fuera suficiente compartió con los humanos el precioso regalo del Teobroma cacao: el alimento de los dioses.

Conscientes de la importancia que tienen el cacao y el chocolate en la historia de nuestro país, queremos revivir su cultivo y producción. Esperamos que al igual que nosotros surjan nuevas generaciones de artesanos que sepan usar y apreciar los recursos de nuestros bosques, de manera sostenible y responsable. Creemos que un pueblo no puede crecer si olvida sus raíces… y por eso el nombre Sibú.

Sibú y la Sostenibilidad

En Chocolate Sibú la sostenibilidad es el pilar fundamental de nuestra empresa. Sostenibilidad quiere decir que la utilización de los recursos naturales debe ser basada en principios éticos. En todo lo que hacemos, buscamos mitigar el impacto sobre el medio ambiente y favorecer a las comunidades con las que tratamos. La idea principal es generar oportunidades de desarrollo para el país, a largo plazo.

¿Cómo logramos que Chocolate Sibú sea una empresa sostenible? Reducir, reutilizar y reciclar los desechos son solamente algunas de las prácticas que contribuyen a la sostenibilidad. Pero en nuestra empresa no nos conformamos con eso. Todo lo que hacemos debe responder a la pregunta de si es sostenible: desde como escogemos a nuestros proveedores, hasta a quienes contratamos y como empacamos nuestros productos.  La sostenibilidad está siempre presente en nuestra visión de crecimiento.

A lo largo de los años, hemos realizado muchas tareas específicas para demostrar nuestro compromiso. A continuación, algunas de las que nos parecen más notables:

Reducción de la huella de Carbono: Chocolate Sibú compensa las emisiones de dióxido de carbono producidas en la entrega de los chocolates mediante el Programa de Aliados Cambio Climático ACC, una iniciativa costarricense que busca ayudar a que las empresas contrarresten sus emisiones que contribuyen con el cambio climático. El programa nos permite calcular cuánto carbono producimos para donar fondos para proyectos de reforestación. Esos futuros bosques absorberán el carbono de la atmósfera. Para más información sobre este programa, visite Programa ACC http://www.programaacc.org/principal.php#principal

Sustain02 packaging

Empaque: Nuestras exclusivas cajas son hechas a mano usando la fibra de la cáscara del cacao, que usualmente es desechada en el proceso de preparación del chocolate. El hermoso papel texturizado es el resultado de varios meses de trabajo al lado de un artesano que nos ha demostrado que en vez de botar los desechos debemos buscar la forma de reutilizarlos o darles un nuevo propósito a los materiales, lo cual puede dar magníficos resultados. Al fabricar nuestras propias cajas recicladas, estamos evitando usar bolsas plásticas y papel tratado con químicos, o importar cajas de aluminio que traer consigo grandes huellas de carbono. En el siguiente enlace puede encontrar una clara explicación de cómo las importaciones contribuyen a agrandar nuestra huella de carbono. Seleccione el idioma en la lista de opciones para leerlo en español: http://blogs.independent.co.uk/2013/04/29/the-carbon-footprint-created-by-imports/

Sustain03 practices on plantation

Prácticas en la plantación: La fuente de las semillas de cacao de Chocolate Sibú es una finca certificada por la Rainforest Alliance en la cordillera Atlántica Costarricense. Este sello significa que los productores cumplen con prácticas agrícolas que protegen el bosque, los ríos, los suelos y la vida silvestre a la vez que son buenos vecinos de su comunidad. También asegura que los trabajadores tienen salarios justos, condiciones de vida dignas y acceso a la educación y a servicios de salud. Para más información sobre esta certificación visite este enlace: http://www.rainforest-alliance.org./about/marks/rainforest-alliance-certified-seal

 

Sustain04 organic ingredients

Ingredientes orgánicos: Los productos de chocolate negro de Chocolates Sibú han sido certificados por como producto orgánico por Eco-LÓGICA de Costa Rica, entidad afiliada al departamento de agricultura de Estados Unidos, USDA por sus siglas en inglés. La plantación de donde extraemos nuestro cacao también posee la certificación de agricultura orgánica, lo que significa que no se han utilizado químicos para su producción que puedan filtrarse hasta los afluentes de los ríos y que afecten la calidad del agua de comunidades aledañas. En Sibú, creemos que la agricultura orgánica es importante, no sólo por el impacto que los pesticidas y fertilizantes sintéticos puedan tener en la salud de los consumidores, sino por el impacto que pueda tener en los trabajadores de las plantaciones, las comunidades cercanas, la vida silvestre y las futuras generaciones que viven y trabajan en esos terrenos. Utilizamos ingredientes orgánicos siempre que sea posible. Para más información sobre la agricultura orgánica visite: www.usda.gov/organic-agriculture.html

Donaciones:

  • Fundación Neotrópica (2012): Por cada barra de chocolate que Sibú vendiera en los supermercados Automercado como parte de la campaña, “Endulza tu día por una buena causa” se donó un dólar estadounidense al programa de protección de humedales de la Fundación Neotrópica, destinado a conservar los preciados bosques manglares en la costa Pacífico Sur de Costa Rica. El programa trabaja con comunidades sobre la relación entre estos humedales y el bienestar de las personas. Para más información visite http://neotropica.org/article/carbono-azul-comunitario/

     

  • Sustain07 CATIECATIE (2010-2011): Chocolate Sibú donó uno por ciento de sus ganancias por la venta de barras de chocolate al programa de Desarrollo de Cacao del CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza). El programa ha realizado trabajo innovador en la generación de variedades de cacao más resistentes y productivas que han beneficiado a productores a pequeña escala de Latinoamérica. También está trabando en proteger el hábitat natural en donde el cacao es producido. Ubicado en Costa Rica, CATIE es uno de los bancos germoplasmas de cacao más importantes del mundo, el cual incluye especies silvestres y poco comunes. Para más información sobre estos programas visite: http://www.catie.ac.cr/es/productos-y-servicios/colecciones-bancos-de-germoplasmas/coleccion-internacional-de-cacao

     

  • Sustain09 CorcovadoFundación Corcovado: (2008-presente): Chocolate Sibú dona chocolates finos al evento anual de vino y cena de la Fundación Corcovado, cuyo fin es recolectar fondos para su programa de protección de la tortuga marina en la hermosa Península de Osa. Para más información visite: http://www.corcovadofoundation.org/sea-tutle-conservation.html

     

  • Sustain05 CompostingReciclaje y compostaje: Puede sonar obvio, pero esto es algo que todos los negocios alimenticios deberían hacer: Con lo que botamos en la preparación de la comida, hacemos compost que se usa para abonar nuestra pequeña huerta orgánica de hierbas y vegetales. De esta manera no desperdiciamos nada en nuestra operación y siempre tenemos a nuestro alcance los ingredientes más frescos para usar en la recetas de la chocolatería y café. También reciclamos todos los plásticos, aluminios, vidrio y el papel que se usa,  además a la fibra del cacao para fabricar nuestras innovadoras cajas de papel de cacao (descritas arriba).